Misiòn

Seminarios Redemptoris Mater ¿qué son?

Ellos son un fruto muy importante de la renovación conciliar. Una realidad completamente nueva inaugurada por el Concilio Vaticano II. En 1991, la Comisión Interdicasterial, formada por el Papa San Juan Pablo II para hacer frente a la grave falta de sacerdotes en muchas partes del mundo, ha reconocido que: “Esta idea del Concilio (la creación de Seminarios Internacionales… por el bien de toda la Iglesia…) ha encontrado una aplicación en los seminarios Redemptoris Mater, donde los sacerdotes se están preparando para la nueva evangelización, de acuerdo con el programa del Camino Neocatecumenal. Se puede decir también que es la implementación de una nueva forma de ministerio: el misionero diocesano” (Oss. Romano, 15.3.1991).

Los seminarios ”Redemptoris Mater ” son verdaderos seminarios diocesanos, que dependen del obispo. Los alumnos de este seminario reciben la misma formación teológica que los otros seminarios, mientras continúa creciendo su fe en el Camino Neocatecumenal, “un itinerario de formación católica, válido para la sociedad y los tiempos modernos” (S. Juan Pablo II). Son Seminarios diocesanos-misioneros-internacionales (los seminaristas provienen de diversas naciones).

“LA BELLEZA SALVARÁ EL MUNDO!”

Así dijo Dostoyevski en su gran obra, “El idiota”. Seguramente se refiere a la belleza de Cristo y del Cristianismo, porque ¡la belleza es el amor! Es muy importante que los seminaristas vivan en un sitio amplio y confortable. De esta manera aprenden a saber que todo está allí para ellos y todo es gratis. Procedentes de diferentes lugares del mundo y de diferentes realidades, es esencial que los seminaristas vivan, todos los días, la experiencia del amor de Dios, para que puedan ellos también dar su vida por el prójimo.

¡UNA MARAVILLA A NUESTROS OJOS!

Los Redemptoris Mater no son sólo un edificio, sino más bien la obra de Dios, su acción creadora de “piedras vivas”. Los entrenadores y el personal son todos misioneros que trabajan como voluntarios y hacen posible que se cumpla esta obra maestra. Los seminaristas de Estonia provienen de Bielorrusia, Chile, Polonia, Portugal, etc. Todos ellos estudian el idioma estonio y siguen “on-line” a los estudios filosófico-teológicos de la Universidad de Teología de Lugano.