Dónde estamos

La antigua Nunciatura en Kadriorg, en el corazòn de Tallinn

Nuestro Seminario se encuentra en el centro de Tallinn, en el meravilloso parque de Kadriorg. Este Historico edificio del siglo XX que un tiempo era la Nunciatura, hoy es el nuevo Seminario Redemptoris Mater de Tallinn 

icon-car.pngKML-LogoFullscreen-LogoGeoJSON-LogoGeoRSS-Logo
Seminario Redemptoris Matter Tallinn

cargando mapa - por favor, espere...

Seminario Redemptoris Matter Tallinn 59.438077, 24.784266 Seminario Redemptoris Matter Tallinn

 

UN SEMINARIO ENLA TIERRA DE MARÍA (“MAARJAMAA”)

Estonia es el más septentrional de los países bálticos. La capital es Tallin (400.000 hab.). Según un censo del 2000, parece ser uno de los países menos religiosos del mundo: alrededor del 76% de la población dice que no pertenece a ninguna creencia religiosa. Fue el protagonista de crecimiento económico desde 2010, gracias a una recuperación de la demanda externa y de las exportaciones a sus principales socios comerciales escandinavos, Suecia y Finlandia.

Las Naciones Unidas indican que su índice de desarrollo humano, que se estima en 2010, como “Muy Alto” (34), y también se clasificó a un alto nivel de la libertad de prensa, la libertad económica, la democracia y la libertad política y la educación .

El país es uno de los primeros en el mundo por su innovación, difusión y uso de las nuevas tecnologías, como Internet y el comercio electrónico, que se ha ganado el apodo de e-Stonia. En el territorio hay cerca de 1.140 puntos Wi-Fi.

 Los católicos son una pequeña minoría (0,4%), distribuidos en 9 parroquias. Una de ellas es la catedral de S. Pedro y S. Pablo en Tallin. Además, hace unos años se abrieron tres “missio ad gentes” para la nueva evangelización en zonas secularizadas del país.

A pesar de ser un país relativamente pequeño (aproximadamente 1.320.000 habitantes), Estonia tiene muchos problemas sociales que nos animan a llevar una palabra de amor y salvación.  En la familia es muy alto el porcentaje de separación de los padres. Un elevado número de suicidios por año y la muerte por alcoholismo y sobredosis de drogas o accidentes derivados del uso de alcohol y drogas, son datos que no pueden ser ignorados. Así como las estadísticas preocupantes de SEYLE (saving and empowering young lives in Europe) de las que se extrae que aumenta el número de jóvenes de Estonia (entre 14 y 15 años) que quieren suicidarse y que han practicado al menos una vez acciones de autolesiones a sí mismos.  Este pueblo también carga con las heridas del dominio soviético y de otros países extranjeros a lo largo de los siglos. 

UNA RIQUEZA PARA ESTONIA Y UN PRIVILEGIO PARA LOS CRISTIANOS